Blog

Carajillo: ¿De qué forma se prepara el original?

Spread the love

Ya conoces que hay muchas variaciones en el planeta del café con orígenes muy diferentes. España, naturalmente, tiene su propia tradición cafetera de la que proviene Carajillo. Sabes lo que es

Si vives en España, seguro que andas acostumbrado a preguntar o percibir cómo se piden en la cafetería. Sin embargo, es menos común hacerlo en el hogar.

¿En algún momento has planeado en aprender a hacerlo como un profesional? En el artículo te presentamos el amplio mundo del Carajillo y te enseñamos cómo preparar esta clase de café como en un buen café de España. ¡Vamos!

¿Qué es Carajillo?

Cada género de café tiene su clave. Por servirnos de un ejemplo, si el chocolate o las coronas espumosas son el sello propio de otras bebidas, entonces el ingrediente básico de Carajillo es por supuesto el alcohol. Si su café no contiene una pequeña cantidad de alcohol destilado, no es un carajillo.

El licor que lo realiza es brandy, ron, whisky o coñac. Además de esto, es un género de llama en muchos sitios, aunque en la mayoría de los casos se elabora por la proporción de alcohol que se vuelca sobre el café tras su preparación.

Gracias a la mezcla de café y alcohol, es una bebida digestible. El instante perfecto para tomarlo es en el final de cada comida, singularmente al mediodía.

¿De dónde viene?

Carajillo es originario de Cuba en el siglo XIX, cuando era colonia de españa. Fue allí donde los soldados asignados a la isla para participar en la guerra han comenzado a mezclar café cubano originario con bebidas alcohólicas traídas de España. El propósito es calmar y relajar el ambiente, calentar y sentirse bien.

A esta nueva mezcla espontánea la llaman “Corajillo” mucho más “o”, pues esta bebida da valor y energía a los soldados. Con el tiempo, la pronunciación de la palabra se ha ido distorsionando hasta que la gente comienza a llamarla «carajillo» … hasta este día.

Aparte de su nomenclatura, esta bebida se altera o complementa regularmente con ingredientes y, más que nada, ha perfeccionado su método de preparación. ¿Quieres prepararte como un profesional en el hogar? Ir de forma directa.

Ingredientes y herramientas para un buen karagillo

Dado que cada variación de café tiene sus detalles, a fin de que este tipo de café sea increíble, debes tener los próximos elementos y herramientas libres.

Una taza de 110 ml. Este es un envase común para esta receta por el hecho de que se recomienda que no sobrepase la proporción de líquido que puede tomar. Cuanto más café ayuda, mucho más vino necesitará para ofrecerle un sabor único. Entonces, descubra cuánto alcohol puede conducir.

Tu cafetera habitualComo siempre y en todo momento, emplear una máquina de café espresso profesional para llevar a cabo café es ideal, y si muele los granos con un molinillo ahora, va a mejorar aún más. Pero si no tienes todos estos, despreocúpate, puedes utilizar cualquier cafetera que uses comunmente para llevar a cabo café todos y cada uno de los días, así sea café molido o café en cápsulas.

Un cuenco pequeño Vierta agua y caliente. Esto nos ayudará a mezclar de forma lenta el alcohol con otros ingredientes.

Precisamente 70 ml de caféSi está usando la taza de carajillo habitual, va a deber verter precisamente parte del espresso.

Por supuesto mantenlo cerca Tu marca de vino preferida Debes agregar tu café; cualquier cosa 35-30 ml, Es dependiente de tu gusto.

canela azúcarAmbos ingredientes son opcionales, puesto que tienen la posibilidad de ser demasiado dulces según el tipo y la cantidad de alcohol empleado. Conque tenlo presente al agregarlos.

Dos maneras de elaborar caraguilo en la cafetería

En el momento en que poseas todos y cada uno de los utensilios preparados, puedes comenzar a trabajar. Este género de café es fácil de elaborar y no requiere mucha experiencia. En verdad, en dependencia del orden de los ingredientes, se puede preparar de 2 formas distintas, de ahí la simplicidad del proceso.

-Primeramente, este café se puede preparar según el procedimiento tradicional que hemos descrito ahora: en los dos sistemas, el paso inicial es realizar el café por separado. Sencillamente prenda la cafetera y vierta alrededor de 70 ml de espresso en la taza.

-El siguiente paso es verter el vino. Se recomienda dividir aproximadamente el contenido en 75% de café y 25% de vino en el final del proceso. Juega en esta zona, de lo contrario el alcohol distorsionará el sabor del café.

-Puedes verter el vino de forma directa de la botella, pero es preferible verterlo en un envase aparte. Si lo halla favorable, aquí es donde debe mezclar el azúcar y cambiar el contenido.

– Luego vuelca el contenido (ahora alcohol y azúcar) sobre el espresso antes preparado.

¿Simple? Puede ser la mezcla de carajillo que va a ver en la mayor parte de las cafeterías. No obstante, hay otra forma más complicada de mezclar las cosas que asimismo cambia el orden de los componentes. Como es natural, incluso si eso no cambia el producto. Tiraremos una ojeada:

– Como siempre, lo primero que hay que realizar es elaborar un espresso y verterlo en una taza de cualquier tamaño. Esto no se da en el final del proceso, conque no se preocupe por el tamaño.

– Entonces toma el bol pequeño y llénalo con agua, bastante para ocupar la mitad de tu vaso. Esto quiere decir que no debe llenarlo hasta el borde, la cantidad es dependiente del tamaño de la taza (110 ml es lo destacado).

-Excita el agua en el bol. La forma mucho más simple de usar un microondas es dejarlo dentro a lo largo de unos minutos.

-En el momento en que el bol se está calentando, se prepara una mezcla de alcohol y granos de café de manera directa en el vaso Carajillo, la última taza. Así que añade 2 o tres granos de café sin moler, media cucharada de canela, una bolsa de azúcar y algo de cualquier bebida alcohólica que te agrade. Revuelva bien todos y cada uno de los elementos antes de continuar.

-Poner la taza en un bol con agua caliente y dejar reposar. Ten en cuenta que el agua debe estar en el centro del vaso. Este movimiento excita gradualmente la mezcla y los elementos se unen para formar una primera cubierta de café.

-En este momento tenemos que ser inteligentes, es hora de enojarnos. Coge un mechero y actívalo sobre la mezcla ahora calentada. El alcohol se está volviendo habitual de manera rápida, así que tenga precaución. En el momento en que lo enciendas, revuelve el contenido con una cucharadita y deja que el fuego se apague de forma lenta.

-¡último paso! Arroja el espresso que preparaste al comienzo del desarrollo en el vaso Carajillo con la mezcla de llama.

Ya lo tienes? Como puede ver, el segundo desarrollo requiere mucho más capacidad y detalle al combinar los elementos. Además, el gusto va a ser más fuerte y la textura va a ser mejor. Utilice su técnica preferida en todos los casos. ¡Y recuerda no ser demasiado adicto al alcohol! Ven ahora y diviértete con tu karagillo especial.



Source by [author_name]


Spread the love

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page